Waffles, una delicia belga

44

Si se trata de un desayuno bien cargado o una merienda donde abunden los sabores y variedad de gustos, no pueden dudar en cocinar esta exquisita receta la cual se verán obligados a chuparse los dedos. Además es considerada como postre “calentito” por lo que pueden incorporarlo también al final de un almuerzo o cena, lo importante es que no se pierdan de elaborarlos.

El llamado “waffle” o también nombrado como “gofre” tiene su origen en Bélgica. Se destaca por su tipo de masa crocante similar a una galletita y es muy sencillo de preparar. Sólo precisamos tener dos planchas calientes o lo que comúnmente se denomina para la realización de este delicioso “postre” como gofrera.

Su historia se remonta por los años de la cocina medieval. Su elaboración consistía en dos placas de hierro pesado con anillas y manijas de madera. Algunas gofreras poseían en su interior grabados de diversos tipos como paisajes o diseños hechos por su propietario. Hoy en día se puede observar que la gran mayoría de éstas posee una especie de celdas de abejas.

A continuación, les brindo esta preciada receta que rinde 10 porciones y que pueden acompañarlos con frutos secos, trozos de cookies, helado o dulce de leche.

Ingredientes:

  • 500 CC de leche
  • 3 huevos
  • 100 gramos de azúcar
  • Sal (una pizca)
  • 200 gramos de harina 0000
  • 1 cucharadita de levadura deshidratada
  • Manteca para pincelar

Preparación:

  • Colocar la leche en la licuadora. Luego romper los huevos por separado y agregarlos de a uno; por último añadir la azúcar y una pizca de sal. Ahora si, poner a revolver durante unos minutos.
  • Una vez finalizado el paso anterior, colocar la harina y la levadura en polvo y licuar hasta obtener una masa lisa y sin grumos. Dejar reposar aproximadamente 15 minutos.
  • ¡Llegó el momento de cocinar! Utilizar una wafflera de teflón en lo posible, para evitar que se pegue la masa y pincelarla con un poquito de manteca. Dejar calentar 2 minutos y adherir una pequeña porción de masa dentro de la misma. Dejar cocinar.
  • Finalmente quitar con una espátula los waffles. Podrán observar que quedarán crocantes por fuera y húmedos en el centro.
  • Recuerden que si no tienen licuadora pueden realizar esta receta con un batidor de mano. Mezclen primero los huevos con el azúcar y la mantequilla. Y a continuación, intercalen la harina, lavadura y sal con la leche.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.