PAVLOVA

60
Esta torta es típica de Nueva Zelanda, aunque tambien se cree que su origen pudo haber sido en Australia. La Pavlova es una especie de postre elaborado de merengue denominado así en honor de la bailarina de ballet, Anna Pávlova. Es un pastel crujiente por fuera y muy cremoso y ligero por dentro. Consiste en una base de merengue sobre la cual se pone crema batida, chocolate y/o trozos de fruta no faltando los frutos rojos. Resulta crocante por fuera y húmedo por dentro. Hay quienes hacen una base circular o cuadrada y sobre ella le ponen los demás ingredientes, y hay quienes lo hacen formando una caja con el merengue y luego la rellenan. Son distintas versiones del mismo postre. Se rellena en el momento de servir ya que el merengue en contacto con la humedad de la fruta lo haría desmoronarse.
 

INGREDIENTES:

  • 6 claras de huevo, a temperatura ambiente.
  • 1 pizca de sal.
  • 1 ½ tazas de azúcar.
  • 2 cucharaditas de Harina de maíz.
  • 1 cucharadita de Vinagre.
  • Cubierta:
  • 1 taza de frutos rojos en conserva.
  • Algunos frutos rojos mixtos frescos (Por ejemplo, frambuesas, arándanos y moras).
  • 200 ml de crema de leche.

INSTRUCCIONES:

  1. Calentar el horno a 180 ° C. Forrar una bandeja de horno con papel de hornear y marcar un círculo arededor de 16 cm de diámetro con la ayuda de una placa o molde redondo de torta.
  2. Coloque las claras de huevo en el recipiente limpio de una batidora eléctrica. Añadir la sal y batir a punto de nieve. Poco a poco agregue el azúcar con la batidora en marcha. Batir durante unos 10 minutos a alta velocidad hasta que el merengue este firme y brillante – debe ser lo suficientemente firme como para no caer de la batidora. Por último, batir con la harina de maíz y vinagre incorporando de forma envolvente para no bajar el batido. Utilice una cuchara grande para caer cucharadas de merengue en el área del círculo de papel de hornear.
  3. Formar un círculo de merengue, haciendo remolinos con la cuchara en la parte superior en lugar de aplanar en un disco ordenado y aseado. Debe quedar como con una forma de domo.
  4. Hornear a 180 ° C durante 5 minutos y luego reducir la temperatura del horno a 130 ° C y cocinar una hora más. Apagar el horno y dejar enfriar la Pavlova en el horno.
  5. La Pavlova se puede cocinar con un par de días de antelación y almacenar en un recipiente hermético o congelarla. Para servir, sobre la torta de merengue colocar una gran porció

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.