Sushi maki de atún

98

Los makis puede que san la pieza de sushi más sencilla de elaborar para un profano en la materia. Se trata de esos deliciosos rollitos de alga nori rellenos de arroz y el o los ingredientes que más nos gusten. En esta ocasión vamos a optar por el más tradicional, el atún. Verás que en cuanto cojas la técnica, los prepararás en un periquete, y no tendrás pereza para hacer sushi en cualquier momento.

INGREDIENTES

  • 1 trozo de Atún lomo, limpio
  • 4 láminas de Alga nori
  • 1 pizca de Wasabi
  • 300 g de Arroz de grano redondo y corto, especial para sushi
  • 6 cs de Vinagre de arroz
  • 3 cs de Azúcar
  • 1 pizca de Sal
  • Salsa de soja
  • Jengibre encurtido

PREPARACIÓN

  • Para hacer estos sushi maki de atún, lo primero que tenemos que hacer es preparar el arroz. Para ello, lo primero que haremos en poner el arroz en un bol y añadir agua. Lo removemos suavemente con la mano, frotándolo con mucha suavidad, para ir quitándole el almidón.
  • Cambiamos el agua y seguimos con la misma operación tantas veces como sean necesarias hasta que el agua salga limpia y transparente.
  • Una vez que el arroz este limpio, lo escurrimos del agua y lo dejamos reposar 10 minutos.
  • Llevamos a ebullición una olla con el agua y el arroz bien tapada, hasta que se haya evaporado el agua. El arroz debe cocer 20 minutos. Después lo dejamos reposar tapado 5 minutos.
  • Mientras se cuece el arroz, preparamos en un bol el aliño mezclando el vinagre, el azúcar y la sal.
  • Pasamos el arroz cocido, preferentemente, a un bol de madera, y lo vamos extendiendo y separando al tiempo que vamos echando el aliño.
  • En cuanto hayamos echado el aliño, enfriamos el arroz un poco abanicándolo. El resultado debe ser un arroz aliñado pero seco, suelto pero un poco pegajoso.
  • Mientras se hace el arroz, iremos preparando el relleno de los makis. Con un cuchillo afilado cortamos el atún en tiras como de un centímetro de grosor. Reservamos.
  • Extendemos nuestra esterilla sobre la encimera y colocamos un al alga nori encima, con la parte brillante hacia fuera.
  • Extendemos una capa homogénea pero no demasiado gruesa sobre toda la superficie del alga nori, dejando un extremo (un centímetro) sin cubrir.
  • Colocamos una fila de pescado en el centro y pintamos con una pizca, muy poquito, de wasabi.
  • Cerramos el alga nori en forma de rollito apretándolo con la esterilla. La forma de hacerlo es comenzar con el lado que está más cerca de ti, y llevarlo hacia el otro extremo, que es el que tiene un poco de alga a la vista.Cierra y aprieta un poco el rollito.
  • Sácalo de la esterilla y córtalo en 6 porciones.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.