Hamburguesa con queso: icono de Estados Unidos

45

El turista que haya viajado a Estados Unidos, de seguro ha verificado que una de las comidas rápidas más típicas estadounidenses son las hamburguesas con queso. Consideradas como un icono de dicha gastronomía, las denominadas cheeseburgers poseen rodajas de queso cheddar o mozzarella y por ende, contienen un alto contenido graso (de aproximadamente unas 95 calorías y unos 4,5 gramos de grasa por cada ejemplar).

En tanto a su historia, os comento que por el año 1924 el encargado de realizar la primera hamburguesa con queso fue el americano Lionel Sternberger y desde entonces, pasó a catalogarse a tal “plato” como cheeseburger lo que significa cheese (queso) y burguer (hamburguesa).

Desde luego que se trata de una comida ideal para hacerla entre amigos y como acompañamiento pueden ir el tomate, el tocino, cebollas, pepinillos o bien, hojas grandes de lechuga. ¿Qué podéis agregar como condimento? Pues kétchup, mostaza o mayonesa. Ahora si, sin más demoras os invito a compartir la receta de hamburguesas de queso pensada para 4 comensales.

Ingredientes:

  • 1 kilo de carne de res molida
  • 2 cucharaditas de salsa inglesa
  • 1 huevo
  • Sal
  • Pimienta y ajo en polvo
  • 2 cucharadas grandes de perejil picado
  • 2 cucharaditas de mostaza
  • 300 gramos de queso cheddar
  • Aceite para fritar
  • 8 panes de hamburguesas con sésamo
Queso

Preparación:

– Para comenzar a preparar las hamburguesas debéis tomar un bol y en él colocar la carne molida, la salsa inglesa, la mostaza, sal, pimienta, el huevo, el ajo el polvo y el perejil picado. Formar una masa uniforme y compacta.

– Dividir la carne en ocho bolas firmes y por cada ejemplar realizar (de ser posible en un molde para hamburguesas o sino con las manos) la forma. En el caso de que lo hagáis con las manos, primero debéis aplastarla y luego, hacerle forma redonda.

– Ahora si, para su cocción encender el fuego medio, introducir una sartén con un chorrito de aceite (si la sartén es de teflón mejor ya que evita que se peguen en la superficie) y comenzar a cocinar todas las hamburguesas. Cuando las deis vuelta, hay que colocar una rodaja de queso cheddar y dejar derretirse por unos cinco minutos.

– Lo importante es que observéis que la carne se cocina por completo, sin dejar rastros de que está cruda por ningún extremo. Colocar cada ejemplar en un par de hamburguesa (previamente partido a la mitad) y listo para servir!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.