Quindim: delicioso postre brasileño

89

Brasil es un país donde se puede deleitar cantidades de dulces como por ejemplo el dulce de papaya, el dulce de higo y el dulce de guayaba. Sin embargo, en términos generales, este hermoso sitio ubicado en América del Sur, posee la particularidad de contar con frutas deliciosas (mango, cajú, coco y plátanos entre otros), las cuales sirven para realizar diversos postres como el destacado “Quindim”.

Considerado como uno de los postres más típicos de Brasil, el quindim está hecho a base yemas de huevo, azúcar y coco rallado. Tres ingredientes encargados de aportar calcio, fósforo y magnesio.

En cuanto a su presentación, este dulce tiene la consistencia de una crema, a la que se le debe agregar un toque de colorante amarillo para mantener su buen aspecto visual. Pues ahora si, sin más demoras, pasemos a la receta principal.

Ingredientes:

  • 12 yemas
  • 450 gramos de azúcar
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 1 coco rallado
  • Gotas de jugo de limón
  • Colorante amarillo

Preparación:

El primer paso a realizar es rallar el coco sin retirar la leche.

Luego, añadir el azúcar en una olla junto con un poquito de agua y unas pocas gotas de limón. Llevar todo a fuego lento hasta obtener un almíbar espeso. Retirar y esperar a que enfríe.

A continuación, pasar las yemas por un colador (evita que sea de metal) y voltearlas sobre el almíbar frío. Lo mismo se debe hacer con el coco rallado y la manteca.

Ahora si, incorporar el colorante y mezclar todo muy bien utilizando una cuchara de madera.

Posteriormente echar la preparación en pequeños moldes (previamente untados con manteca) e introducirlos en baño María en horno moderado precalentado.

Ir observando hasta que queden cocidos. Para servirlos, retirar los moldes con mucho cuidado y decorar con almíbar o añadir crema por encima. Un pequeño secreto es tratar de dejarlos un ratito en la nevera para que tomen temperatura fría y de esta manera, disfrutarlos mucho más!

Finalmente, si no tenéis moldes, la otra opción es realizar la misma elaboración, pero en un molde grande (como el que se suele utilizar para el flan) y luego, presentar como un postre servido en porciones.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.