Pastel Garash, dulce típico de Bulgaria

67

Si en algún momento tenéis planeado viajar a Bulgaria, pues entonces, toma nota que la gastronomía búlgara es una de las más ricas que vayáis a probar en vuestra vida. Si bien es representativa de los Balcanes (con influencias de la cocina turca, griega y árabe), podéis observar que también los platos típicos de Bulgaria posee un toque de la gastronomía húngara e italiana.

Vale señalar que a nivel mundial es conocida por sus exquisitas ensaladas, sus sopas calientes y frías (como el tarator) y un sinfín de postres, entre los que mencionaré al pastel Garash (o Garash cake), cuyo nombre proviene del idioma húngaro.

Pues para que vayáis preparando vuestros paladares, os comento que dicho pastel es muy popular en la gastronomía de Bulgaria y consta de cinco capas muy finas, realizadas en base a una mezcla que posee unos 200 gramos de nuez de Castilla, varios huevos, harina y azúcar en polvo, las cuales se entremezclan con una crema dulce y chocolate amargo. Finalmente, es presentado con una cobertura de chocolate escrachado.

Ingredientes:

  • 50 gramos de almendras molidas
  • 300 gramos de azúcar
  • 2 cucharadas de cacao
  • 30 gramos de chocolate con leche rallado
  • 7 huevos (las claras)
  • 250 gramos de manteca
  • 300 gramos de nueces molidas
  • 7 yemas de huevo
Resultado de imagen para nueces molidas
Nueces Molidas

Preparación:

– Mezclar en un bol la mantequilla con el azúcar. Agregar las yemas de una sola vez y continuar mezclando. Añadir el cacao y separar la preparación en dos partes.

– Una de las partes debéis reservarla, para utilizarla como crema después. En tanto a la otra parte, debéis incorporar las nueces molidas y las claras (previamente batidas a punto nieve).

– Hornear en un molde (previamente untado con mantequilla) a temperatura media, durante aproximadamente 30 minutos. Quitar del horno y dejar enfriar.

– Por último, agregar la crema de cacao (reservada previamente) por encima de la torta y espolvorearla con chocolate rallado y almendras molidas. Dejar durante media hora en la nevera y servir con un buen té o café.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.