Sopa de verduras Borscht: típica de Eslovenia

64

La cocina en Eslovenia es ampliamente variada y al mismo tiempo tradicional. Algunos de los productos que se pueden deleitar en tal país son lácteos, carnes y por supuesto si hablamos de bebidas, nada mejor que el vino procedente de las tres regiones vitivinícolas eslovenas. Ahora bien, en lo que refiere a platos típicos de Eslovenia, os aconsejo probar el pollo frito empanado o pohana piska, la ternera empanada o la wiener schnitze y la famosa sopa de verduras llamada Borscht.

Pues bien, en lo que respecta a tal sopa, también conocida como borsch o borshch, se trata de un plato compuesto por raíces de remolacha, aunque dependiendo de la gastronomía, se pueden incorporar diversos vegetales como zanahoria, cebollas, pepino, patatas, judías y tomates.

Es ideal para realizarla en horas del almuerzo o cena y podéis ingerirla de manera caliente o fría. En el caso de que os apetezca tomarla a temperatura fría, os comento que podéis presentarla como una sopa dulce con rodajas de remolacha cocinadas en caldo, con jugo de limón, cebolla picada y un poquito de azúcar. ¿Cuál es el mejor acompañamiento? Pues una rica crema ácida.

Ingredientes:

  • 1 cebolla mediana
  • 1 patata
  • 1 nuez de mantequilla o margarina
  • ½ kilo de remolachas frescas
  • 4 vasos de caldo natural o preparado con cubitos en la misma cantidad de agua caliente (1 litro)
  • 3 cucharadas soperas de vinagre de sidra
  • 1 cucharada de levadura
  • Sal
  • Pimienta
  • Nuez moscada al gusto
  • Crema agria o yogurt natural
  • Un ramito de perejil fresco para decorar el plato
Resultado de imagen para yogurt natural
Yogurt Natural

Preparación:

– El primer paso es pelar y trocear todas las hortalizas.

– A continuación, derretir la mantequilla o margarina y saltear las cebollas (previamente cortadas en finas rodajas) en una sartén a fuego lento hasta que observéis que están transparentes.

– Luego, agregar las patatas cortadas en cubos, las remolachas cortadas en pequeños trozos y el caldo. Llevar a ebullición y tapar. Dejar cocinar a fuego lento durante aproximadamente 30 minutos.

– Una vez que pase el tiempo, dejar enfriar un poquito antes de pasar el potaje por el pisa puré o la batidora.

– Incorporar el vinagre, la levadura y sazonar de forma abundante mientras se vuelve a calentar para servir.

– Verter por completo la crema agria o yogurt natural sobre la sopa dibujando un espiral y espolvorear con perejil picado por encima.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.